www.noticiasdealmeria.com

#COVID19 día 51
Pablo Casado se planta

lunes 04 de mayo de 2020, 15:59h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

Parece que Pablo Casado, el presidente del PP, se ha plantado y no está dispuesto a seguir votando a favor de la prolongación del Estado de Alarma al que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, le han cogido el gustillo.

Digo “parece” porque resultaría sorprendente que una negativa del PP pudiese provocar finalmente un abrupto desconfinamiento, con el consiguiente descontrol de la pandemia originada por un virus que aún sigue entre nosotros. Y si eso sería malo desde el punto de vista sanitario, es evidente que tendría su traslación al ámbito político, convirtiéndose en los culpables ellos, de todos los errores cometidos hasta ahora por el Gobierno.

Pero no solo eso, el PP correría el riesgo de quedarse aislado si el PSOE y UP lograran el apoyo de quienes propiciaron la investidura de Sánchez, y hasta el momento han votado contra el Estado de Alarma, o se han abstenido. No sólo éstos acabarían dando una imagen de partidos de Estado a pesar de ser independentistas, sino que además eso sería aprovechado políticamente por todos para arremeter contra el PP… y no son pocos, ni pocas sus terminales mediáticas.

El problema de Sánchez es que vive instalado en el cesarismo, y por eso disfruta cada instante de esta situación, por eso esos monólogos espesos y reiterativos del fin de semana en las televisiones, por eso las ruedas de prensa sin respuestas, por eso en las cumbres con los presidentes autonómicos no escucha, y se limita a contar lo que ya ha sido publicado el día antes, y por eso solo ha llamado a Pablo Casado cuando éste ha avanzado que no piensa seguir dándole carta blanca en el Congreso.

Por otra parte, la negativa del líder del PP tiene todo el sentido del mundo, porque Sánchez está superando con mucho las limitaciones legales que establece el Estado de Alarma, como ya han advertido numerosos juristas, que definen la situación como de Estado de Excepción. Y no podemos dejar pasar la pésima gestión realizada hasta el momento, cargada de improvisación y de confusión, características a cual peor.

Ante su incapacidad para comprar mascarillas y test, se lo requisa a quienes fueron más previsores, y ahora va a por el dinero de aquellos ayuntamientos y diputaciones que gestionaron bien sus presupuestos y lograron superávit, instituciones a las que en vez de permitirles invertir para generar empleo, perderán sus ahorros para que, como dice Iglesias en una entrevista su canal amigo, la gente le muestre su agradecimiento comentándole “efectivamente hay 600 euros en mi cuenta bancaria, y nunca antes hemos recibido dinero de un Gobierno”. De eso se trata en definitiva, de que sepamos quien nos da y quién nos quita, y temerosos de ello, acudamos a las urnas.

El Estado de Alarma se está aprovechando para crear un estado policial, en el que se multa ilegalmente –a juicio de muchos juristas, entre ellos Jueces para la Democracia- por salir a la calle, cuando solo puede hacerse por desobedecer a un agente que te mande a tu casa, o no te identificas cuando te lo pide.

Se está aprovechando para introducir también inseguridad jurídica en otras cuestiones, como que no puedas hacer en tu urbanización aquello que sí puedes hacer en la calle, y que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado lleguen a multar lo que se hace dentro, y todo porque lo deciden el Colegio de Administradores de Fincas, que ni son presidentes de las comunidades de vecinos ni nada, y todo porque hacen su propia interpretación de la norma, una interpretación que a poco que alguien presente una denuncia, tendrá serias consecuencias.

Al final veremos si Sánchez decide llegar a consensos con Casado, o hacerlo con aquellos que hasta ahora le han ido dejando vendido. Pero es curioso observar que son precisamente quienes califican de "irresponsabilidad" la posible decisión del PP, no asuman que los hasta ahora "irresponsables" entonces, son los amigos del Gobierno... amigos pero menos, ya se ve.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".