www.noticiasdealmeria.com

#COVID19 día 91
Un actor porno y una escritora de ciencia ficción

Por Rafael M. Martos
x
directornoticiasdealmeriacom/8/8/26
sábado 13 de junio de 2020, 20:15h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

¿Qué tienen que ver un actor porno y una escritora de ciencia ficción, con el COVID19?

El interrogante podría dar para un buen número de chistes aunque ahora mismo soy incapaz de intuirlos, pero también para la trama de una serie que podría triunfar en Prime Vídeo o en Netflix, y si me atrevo a contar esto es porque he podido comprobar que no se trata de un bulo, y me sorprende enormemente que esta información no haya trascendido.

Lo leo en The Guardian, un periódico británico de referencia nacido en 1821 y refundando en 1959, con una potente historia de éxitos detrás, y una posición siempre crítica e independiente, por lo que insisto en que no es una paparrucha la investigación que han llevado a cabo sobre cómo y por qué cambiaron de postura ante el COVID19 los principales líderes del mundo y lo que es más importante, la propia Organización Mundial de la Salud.

Según este medio, una pequeña compañía de análisis de salud de los Estados Unidos, llamada Surgisphere, y que tiene entre su media docena de empleados a una escritora de ciencia ficción que figura como editora científica, y a una actor porno como ejecutivo de márketing, ha sido la encargada de facilitar datos para los estudios que se han hecho sobre el tratamiento de la COVID19.

Esta empresa aseguraba haber obtenido legalmente datos de más de un millar de hospitales de todo el mundo, que sirvieron para que la OMS y los institutos de investigación de todo el mundo pararan los ensayos clínicos que estaban haciendo con el fármaco hidroxicloroquina que afán promocionaba el presidente de los EEUU Donald Trump. The Guardian se comunicó con cinco hospitales en Melbourne y dos en Sydney, cuya cooperación habría sido esencial para alcanzar los números de pacientes australianos en la base de datos, y aseguraron que nunca habían oído hablar de Surgisphere.

La base de datos que gestiona esta empresa sirvió para que revistas científicas como The Lancet y el New England Journal of Medicine, se lanzaran a publicar investigaciones carentes de sentido, hasta tal punto, que la propia OMS ha vuelto a activar los estudios sobre ese fármaco.

¿Y qué es lo que ha descubierto The Guardian?

Su trabajo periodístico comenzó ante algunas sospechas, como que siendo supuestamente tan relevante, en su página de LinkedIn solo aparecían seis empleados, y un par de días después de comenzar a preguntar este medio para su reportaje, éstos pasaron a ser solo tres.

El enlace " ponerse en contacto" en la página de inicio de Surgisphere redirigió a una plantilla de WordPress para un sitio web de criptomonedas, generando preguntas sobre cómo los hospitales podrían contactar fácilmente a la compañía para unirse a su base de datos.

Pero las dudas también surgieron porque parecía extraño que Surgisphere, creada en 2008 como una compañía de educación médica que publicó libros de texto, se convirtió en propietaria de una poderosa base de datos internacional de 96.000 pacientes en 1.200 hospitales de todo el mundo.

Por si fuera poco, Sapan Desai, el director ejecutivo de Surgisphere, acumula tres demandas por negligencia médica en los Estados Unidos, dos de las cuales son del año pasado, y a raíz de todo este lío, su página en la Wikipedia donde podía leerse que tiene un doctorado en derecho y un doctorado en anatomía y biología celular, así como sus calificaciones médicas, ha desaparecido.

No seguiré abundando en el contenido del espléndido reportaje de investigación, el cual les animo a que lean completo porque es accesible en internet, pero es suficiente esta pincelada para dejar en evidencia que aún estamos lejos de un tratamiento y de una vacuna eficaz contra el coronavirus COVID19 porque hasta que un periódico no ha indagado en la empresa que suministraba los datos, éstos eran aceptado sin rechistar, trastocando el sentido de cualquier estudio científico.

Pero que nadie se inquiete, el presidente Pedro Sánchez ha respondido a un tuit de Miley Cyrus para que los Estados se impliquen más en cómo afecta la pandemia a los más desfavorecidos. Miley Cirus sigue teniendo página en la Wikipedia, por si no saben quién es.

Rafael M. Martos

Editor de Noticias de Almería

Periodista. Autor de "No les va a gustar", "Palomares en los papeles secretos EEUU", "Bandera de la infamia" y de "Más allá del cementerio azul".

Valora esta noticia
0
(0 votos)