www.noticiasdealmeria.com
Diego García: 'Lo peor para la hostelería es no tener plazos'
Ampliar

Diego García: "Lo peor para la hostelería es no tener plazos"

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia

El presidente de ASHAL destaca la "incertidumbre" como la gran traba que está bloqueando los planes de reactivación del sector de la hostelería cuando acabe el desconfinamiento por el #COVID19

Diego García es el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Almería (ASHAL), y por tanto una voz autorizada en el ámbito no ya de la empresa en general, sino de la restauración, un pilar clave en el desarrollo económico de la capital y la provincia, y uno de los más duramente golpeados por la crisis económica derivada del COVID19

García admite en esta entrevista con Noticias de Almería que “la verdad es que el sector está viviendo con mucha preocupación, con mucha incertidumbre, todo este tema del coronavirus. No solamente por la preocupación sanitaria, sino también por la profunda preocupación económica y la gran presión al que estamos sometidos”. En ese sentido añade un dibujo bastante pesimista cuando destaca que “todos nuestros locales se han acogido a un ERTE, pero también muchísimos de ellos… quizá el 90%, son locales alquilados, y hay mucha incertidumbre”.

A esa situación actual se une que “lo peor es no tener una meta concreta, no tener plazos, no saber en qué condiciones higiénico-sanitarias se va a abrir, si se nos van a hacer test a todos los profesionales de la hostelería… todo eso produce muchísima preocupación, estamos muy angustiados porque nosotros estamos luchando para que ningún local se quede en el camino”.

Esa incertidumbre es la que impide anticipar qué pasará cuando volvamos a la normalidad, aunque el presidente de los hosteleros expresa su deseo “de que todos podamos abrir nuestras puertas, aunque hay estudios que están haciendo diferentes organizaciones, como nuestra patronal, o incluso algún agente económico de nuestro país, que se sitúan en un 20 % el cierre, y otros mucho más pesimista hablan del 80%, y yo espero que esa no sea la situación de Almería, que esa situación tan pesimista no sea el futuro, que sea otro más optimistas, y que estuviésemos hablando del 15% de los locales que no pueden volver a abrir sus puertas, pues si extrapolamos esos datos a nivel nacional a la provincia de Almería, pues por ahí pueden ir los tiros”

Dentro de la hostelería, quien peor lo está pasando es quien se dedica al turismo de hotel, sobre todo los enfocados al cliente internacional, que “lo va a pasar francamente mal”, pero añade que “todos tenemos que reinventarnos, y cambiar de paradigma para atraer al turista nacional, al turista de proximidad, y quizás quién ha estado viviendo hasta ahora mismo solo y exclusivamente de sol y playa y del turista internacional, pues este año lo va a tener ciertamente complicado”.

Sobre el papel que están desarrollando las instituciones para evitar los cierres, García afirma que “está muy claro se tenía que haber dado al botón de apagado cuando se decretó el estado de alerta sanitaria, y haberle dado de nuevo al encendido de manera progresiva, de manera racional, porque no se van a abrir todos los negocios con la misma afluencia que el día de antes”. Señala que “hay que estar muy preparados para el día después, pero durante estos este tiempo de confinamiento, es cierto que se tenían que haber anulado las tasas, los préstamos, las hipotecas, los alquileres, todo tipo de impuesto, la basura etcétera etcétera, en eso estamos, las medidas son de tipo económico, todos queremos activar la economía cuando esto pase, y lo lógico es que se le hubiera dado a ese botón de apagado para resurgir con fuerza”. El presidente admite que “lamentablemente no ha sido así” aunque “es cierto que tenemos muchísima ayuda también, como los préstamos ICO, y pero bueno que al final son intereses que pagar”.

Pero volviendo a la situación en que quedará el turismo en Almería y la necesidad de una estrategia para recuperar este sector, Diego García afirma que “el turismo para la provincia es uno de los pilares económicos” aunque “en Almería queda mucho camino por recorrer para hacer de ella una gran potencia”. De este modo se muestra partidario de “cambiar el paradigma y plantearse una estrategia de Turismo de cercanía, de cliente local”, y fijándose como meta “potenciar Almería como un destino seguro, un destino que tiene unas playas que no van a estar llenísimas de gente como ocurre en otros destinos, así que nosotros tenemos que potenciar nuestras playas salvajes, nuestro paseo por el campo en el turismo interior, que no son de turismo masivo, y quizá ahí está el enfoque que se le puede dar a Almería en que todavía hay rincones en los que te puedes perder para encontrarte en Almería”.

Pero esto, ni el sector solo, ni las administraciones solas, pueden hacerlo, por lo que García afirma que “las relaciones entre las instituciones y las distintas patronales, son realmente muy fluidas, se ha creado un comité de emergencia en la Federación Nacional de Hostelería en la cual Almería está incluida, y en la que las videoconferencia son dos veces por semana, incluso con la ministra de Turismo con Maroto”. Además, añade “los encuentros con diferentes organismos oficiales con turismo de Andalucía, con la delegación de Almería, con el Ayuntamiento también tuvimos una videoconferencia la semana pasada, y yo es con el que más cercanía tengo”.

La petición que hace este empresario a las administraciones en general es “que nos dejen ayudar para que sea lo más llevadero posible la apertura de nuestros locales”.

Confiando como todo el mundo, Diego García reconoce que pisar la calle no es lo que más añora, sino “abrazar a la gente que quiero, es lo que lo que más echo de menos, el contacto humano, el poder darle un abrazo a la gente querida, a mis hijos… en fin eso es lo que lo que más se echa de menos, y por supuesto, de lo que tengo unas ganas locas y creo que nunca iba a decir esto, es de volver a trabajar”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios