www.noticiasdealmeria.com

El Palmeral, un espacio habitado

domingo 29 de septiembre de 2019, 16:22h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar





La cultura no puede circunscribirse únicamente a una relevante y extensa programación cultural. En nuestra acción de gobierno, y como siempre ha destacado el alcalde, Ramón Fernández-Pacheco, se ha remarcado la importancia que la cultura tiene en la construcción de un modelo de ciudad, dirigida a las necesidades y retos que demanda la ciudadanía y los colectivos que intervienen en ella. Y en esa dirección se enmarcan las inversiones y proyectos que en infraestructuras y la dotación de nuevos equipamientos venimos realizando desde el Ayuntamiento.

Proyectos como el de la nueva Ciudad de la Cultura vendrán a resaltar el potencial cultural que tiene Almería en su objetivo, irrenunciable, de extender el concepto de capitalidad. La semana pasada conocíamos 'El Palmeral', proyecto ganador del concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento para crear un nuevo espacio cultural en torno al Auditorio Maestro Padilla, ampliando sus instalaciones de forma que pueda albergar movimientos culturales tan importantes como la OCAL o la banda municipal, y mejorado también a nivel de urbanización un espacio, frente al mar, sin duda singular.

La idea seleccionada por el jurado viene a modificar la imagen del actual edificio, lo amplía y crea una segunda piel que abraza el mismo. En su propuesta de reurbanización del entorno, el proyecto prolongará, hasta casi los 100.000 m2, esa lengua verde que conformará el Parque de las Familias y su futura ampliación.

No ha sido fácil la elección del jurado, a la vista de la calidad de los trabajos presentados. La decisión final responde a una condición “más optimista y más adecuada a los estándares que la sociedad reclama de sostenibilidad medioambiental en las intervenciones arquitectónicas”, como bien ha destacado el arquitecto Federico Soriano, miembro del jurado y arquitecto autor entre otros proyectos del Palacio Euskalduna de Bilbao y del diseño del Auditorio Municipal de Málaga.

Su materialización ahora supone un reto ilusionante para una ciudad que quiere seguir creciendo y hacer de la CULTURA, como mayúsculas, un eje transversal de desarrollo y una seña de identidad, participativa e inclusiva.