www.noticiasdealmeria.com

Somos Níjar, y se nos escucha

martes 05 de mayo de 2020, 11:22h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Escucha la noticia




Lo conseguido, que el Gobierno apruebe la rebaja al 0,13% del Índice de Rendimiento Neto aplicable en el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, extensiva a todos los productos que salen de los invernaderos de la comarca de Níjar es el logro de una lucha distinta, de un trabajo puede que hasta silencioso, en el que no han intervenido las grandes pancartas, los cortes de carretera, la confrontación ni las grandes mesas de negociación, sino el trabajo continuado de explicar, exponer, convencer y hacer ver el potencial, el beneficio que pueden generar las medidas de gracia. La riqueza que puede nacer de una rebaja fiscal y el horizonte de inversión que ello conlleva. La seguridad en un horizonte sostenible.

Eso es lo que desde la pasada DANA hemos intentado trasmitir y el 0,13% a todos los productos, desde el tomate a la berenjena, ha sido la respuesta.

Cuando no hace muchos meses el ministro de agricultura quiso mantener un contacto directo, personal, con los agricultores afectados por la enorme granizada de principios de año, realmente se abrió una a ventana a encontrar soluciones ajustadas a la peculiaridad de este territorio. Es hasta normal que cuando se habla de una u otra zona lo primero que se perciban sean los grandes números, los volúmenes preferenciales de uno u otro producto, pero Níjar es un modelo en constante evolución, capaz de adaptarse a las necesidades del mercado con mayor rapidez. Lo demostramos convirtiendo en un estándar el modelo ecológico, adoptándolo como bandera, o mostrando el sostenimiento de la capacidad productiva con el mix de agua desalada y de acuíferos naturales, aunque ello implica incurrir en costes que en otros lugares se subvencionaban, y que aquí no. Ese fue el legado que nos dejó el anterior Gobierno de España, y la realidad que aporta hoy este otro Gobierno es precisamente la de compensar ese agravio histórico que en cierta medida ralentizaba el potencial de crecimiento de una comarca que merecía mas de lo que estaba recibiendo.

La DANA de finales del año 2019 y los fenómenos meteorológicos de principios de 2020 evidenciaron que con los costes que ya soportaba este sector y la situación del mercado en esos meses, implicaba una mayor dificultad para la recuperación por el estrecho margen de maniobra que quedaba.

Había que actuar de otra manera.

Durante años hemos visto como la horticultura ha sido comprendida como una parte de un todo en el que el sector no alcanzaba a asomar sus particularidades, sus potenciales y la importancia real del conjunto y no de determinados productos.

El trabajo, por tanto, no era otro que buscar una vía para llamar la atención de tal forma que se percibiese la necesidad de un diálogo directo, de una comprensión sobre el terreno de la realidad exacta del campo de Níjar.

No era una tarea sencilla por las circunstancias del momento, ya que la enorme movilización del sector agrícola por la crisis de precios llegó a tapar de alguna manera la voz de los que pedían, precisaban, de una mirada concreta dispuesta a comprender el mensaje en su conjunto.

Hoy el Gobierno de España ha dado esa respuesta con una rebaja al 0,13% del Índice de Rendimiento Neto de esos cultivos que como la berenjena, entre otros, se abren camino en esas referencias vitales para que comarcas como la de Níjar sigan sumando atractivo en un mercado en el que se nos conoce por la calidad, por el entorno natural que protege estas miles de hectáreas de invernaderos, y una tradición familiar en las explotaciones que pasan de generación a generación aportando un conocimiento que también es un hecho diferencial.

Ese 0,13% afecta directamente la renta de unos agricultores que hoy pueden respirar mucho más tranquilos ya no sólo por el hecho conseguir una importante rebaja de impuestos, sino porque ahora pueden presumir de que se les ha escuchado, se les ha atendido y han conseguido lo que nadie en muchos años.

Todo ello ha sido sin tener que levantar la voz más allá de explicar con sus propias palabras, a un ministro de agricultura, todo lo que conlleva ser agricultor en la comarca de Níjar.

Esos productores han visto hoy en el Boletín Oficial del Estado el verdadero espíritu de su voz, sus peticiones, y todo ello reflejado en una rebaja al 0.13% de lo que a partir de ahora pagarán por el rendimiento neto de sus explotaciones.

Sinceramente felicidades, y también gracias a quienes lo han hecho posible.

Somos Níjar, y eso nos hace diferentes. Pero ahora, además, con mayores posibilidades de recuperación y crecimiento. Ahora se nos escucha.