www.noticiasdealmeria.com
Ramón Fernández Pacheco: “Las ciudades avanzan con decisiones valientes”
Ampliar

Ramón Fernández Pacheco: “Las ciudades avanzan con decisiones valientes”

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El alcalde de la capital y candidato a la reelección por el PP confía en lograr una mayoría suficiente para gobernar con estabilidad, y para eso apela a no perder de vista los proyectos que podrían quedar en el aire, apuntando como continuación de la Capialidad Gastronómica con el Centro de Innovación Gastrobotánica

El alcalde y candidato a la reelección por el Partido Popular, Ramón Fernández Pacheco, considera que ésta ha sido “una corporación bastante estable”, y eso que –muy sucintamente- comenzó con Ciudadanos cambiando en el último momento su apoyo en la investidura, se cambió de alcalde elegido a los pocos meses, se fue un concejal del PP, otro del PSOE y otro de IU, y a última hora incluso se pasó al mixto una edil de Ciudadanos, sin olvidar tres o cuatro cambios de funciones en el equipo de Gobierno. En ese sentido destaca que “todas esas incidencias no han afectado a la estabilidad municipal, que es lo importante”.

Fernández Pacheco, que tomó el relevo de Luis Rogelio Rodríguez ante la exigencia de Ciudadanos de que no compatibilizara alcaldía y Senado, insiste en que “lo importante es la estabilidad”, y en ese sentido destaca el tener los presupuestos aprobado, si bien el último año ese mismo grupo político intentó bloquearlos, pero la edil que se pasó al mixto permitió su trámite definitivo en el último momento. El alcalde no quiere volver a pasar por lo mismo, asi que afirma que “aspiramos a un resultado suficientemente amplio como para tener estabilidad”.

Desde antes que comenzara la campaña electoral, el alcalde y candidato mantiene la línea argumental de que “la ciudad afronta el futuro más optimista de los últimos años” y “sería un error dar un paso atrás en todos ellos”. Se refiere a cuestiones como “ver que el AVE puede ser al fin una realidad, que el Puerto-Ciudad puede ser una realidad, la finalización del Paseo Marítimo, el entorno de la Alcazaba, la Plaza Vieja, el PERI de San Cristóbal… 13, 14, 15 años hablando de ellos”.

A la crítica que le hace la oposición de que se ha esperado hasta este año electoral para ponerlo en marcha, responde que “todos estos proyectos requieren de la participación de otras administraciones, y no han estado bloqueados por falta de presupuesto, han estado bloqueados por falta de acuerdo, por falta de entendimiento”.

Ramón señala que sus premisas de trabajo son “constancia, acuerdo y diálogo”, y que con ellas han logrado “desbloquear todos” esos proyectos, con administraciones de distinto color político, y eso porque “para mi había que poner las luces largas y empezáramos a pensar de una vez por todas en las infraestructuras que disfrutarán no ya la próxima corporación, si no la próxima generación de almerienses”.

Es por eso que califica como “demagógico” el recurso de la oposición a criticarles por los sucesivos superávit que ha ido habiendo en las cuentas municipales, que en opinión de ésta, solo refleja una falta de gestión. “De algo tendrán que acusarnos” contesta, aclarando que si el dinero no se ha invertido ha sido por ese bloqueo de otras administraciones, ya que el Ayuntamiento siempre tenía su parte disponible.

Otra crítica común en la oposición es la falta de transparencia. Ramón contesta que “tan perniciosa es la opacidad como la demagogia”, para recordar que “ha sido esta corporación” la que ha puesto en marcha una ordenanza de Transparencia “aprobada por unanimidad, aunque ahora les duela, ellos votaron a favor de la ordenanza que se está desarrollando ahora”. Recuerda que han sido “los primeros” en tener esta ordenanza, en tener un portal, “estamos cambiando la inercia, y tenemos que seguir haciéndolo”. Admite que “había mucho por hacer”, y que aunque “se ha evolucionado” aún queda tarea, “y nuestro tope debe ser el 100%, si al final nosotros no tenemos nada que ocultar”. Para confirmarlo dice que “en todos los parámetros de gestión somos los número uno, por eso no hay ningún problema en contarlo”.

También hay otra acusación compartida por los grupos de oposición, y es el desequilibrio entre los barrios, a lo que Ramón contesta que eso es algo “muy antiguo, que entiendo que en otra Almería, hace unas décadas, podía tener algún sentido, pero hoy en día, cualquiera que viva en esta ciudad sabe que no es verdad”. Al margen de esa consideración, el alcalde recuerda lo dispersa que está la población en este término municipal, y lo distinta que es la realidad urbanística o social entre unos barrios y otros; “la ciudades suelen ser más compactas, en las que la trama urbana es más homogénea, y eso no nos pasa en Almería” pero lejos ponerlo como defecto, señala que es una característica que “debemos saber aprovechar”.

Eso sí, deja claro que “no se trata de hacer lo mismo en la calle Altamira o Pablo Iglesias, que en la Fabriquilla de Cabo de Gata, se trata de saber ver la realidad de cada una y darle la respuesta que se merece”. En ese sentido destaca que “la obra civil más importante de la ciudad está comenzando en el Puche, la obra más importante que tiene el ayuntamiento a día de hoy es en Los Ángeles, con la reforma de la calle Santiago, y el siguiente proyecto será en la calle Artés de Arcos en Oliveros, la obra de mayor enjundia urbanística está en el entorno de la Alcazaba” y concluye que “ese discurso no obedece a la realidad”.

Otra batalla frecuente en elecciones es la de la participación, la de si el gobierno municipal la incentiva o no, y también si la manipula, o la utiliza como justificación. Para el alcalde, de esto hablan “quienes carecen de ideas” y explica que hay políticos que se “escudan” en la participación cuando tienen que tomar decisiones que no cuenta con un respaldo amplio. Asegura que “gobernar es tomar decisiones” y que “quien no se equivoca es quien no hace nada”, y “puede que alguna vez me equivoque, pero tampoco hay que dramatizar”. Ramón afirmar que “las ciudades avanzan con decisiones valientes, y yo quiero ser esa clase de político, y creo que los almerienses se merecen un alcalde valiente”.

A renglón seguido detalla que son numerosas las vías de participación, como el Plan Estratégico, que “está abierto a todo el mundo, y lo único que hay que hacer es entrar en la web y apuntarse, nada más”, por lo que hay “más de 350 profesionales en las mesas”. Pero más allá de esa participación reglada, el alcalde relata que “lo normal es que si tienes que arreglar una calle te reúnas con los vecinos, atiendas a los comerciantes… pero esto no puede convertirse en una ciudad asamblearia, para eso no harían falta concejales; hay que escuchar a todo el mundo, actuar rápido y tomar decisiones”.

En ese sentido afirma que para formar parte de su equipo, es “fundamental” que los concejales estén dispuestos “a perder el tiempo con la gente en el buen sentido de la palabra, a pararse por la calle, escucharles y atenderles”. Es por eso que también puso en marcha un número de wasap para recibir comentarios de todo tipo, “y ha sido un éxito” porque ha permitido una mayor cercanía.

Y toca el turno de hablar de Almería 2019, de si la Capitalidad Gastronómica que le fue adjudicada tendrá futuro, un título al que aspiró como “una decisión estratégica inteligente”, y “cuando el 31 de diciembre esta ciudad deje de ser la Capital Gastronómica de España no va a dejar de ser un sitio en el que se producen unas hortalizas estupendas, un pescado maravilloso, un aceite de primer nivel o un vino fantástico, y además hay unos cocineros que han evolucionado mucho, que se lo han tomado en serio, que han invertido, que se han modernizado la cocina de Almería”. Pero si esto “nos ha llevado a estar presentes como nunca en todas las ferias nacionales e internacionales, pues tenemos que seguir”, y una huella que dejará va a ser convertir las instalaciones del Instituto Sismológico en Centro de innovación Gastrobotánica porque “creo que nos hacen falta referentes tangibles”.

Si algo hay claro en estas elecciones municipales es que no habrá mayoría absoluta de ningún partido político, y que además, Ciudadanos en esta ocasión sí quiere formar parte de un gobierno municipal, y además se aventura la entrada en el Consistorio de Vox, así que con estas mimbres, la pregunta es si a Ramón le “molestaría” tener que pactar con la ultraderecha para mantener la alcaldía.

Lo primero que deja claro es que “esa formación ni siquiera tiene representación en el Ayuntamiento” y añade que “respeto a todo el que democráticamente defiende sus ideas, tanto a quien lo hace por Podemos, por IU, por el PSOE, Ciudadanos, al que lo hace por Vox, y a las diez candidaturas que concurren… los respeto a todos, pero insisto, aspiro a tener la estabilidad suficiente para que los acuerdos importantes del Ayuntamiento no se bloqueen”. En ese sentido dice que “voy a hablar con todo el mundo de cara a esa estabilidad, y a la primera persona que llame será a la persona que saque el mejor resultado después del mío”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de #Almeria

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.