www.noticiasdealmeria.com
Síganos en Telegram: Gratis e inmediato
Sancionan a un guardia civil de El Ejido por no querer usar chaleco antibalas

Sancionan a un guardia civil de El Ejido por no querer usar chaleco antibalas

jueves 14 de julio de 2022, 06:00h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Add to Flipboard Magazine. Compartir en Meneame

Escucha la noticia

La Sala de lo Militar del Tribunal Supremo lo ha confirmado

Un guardia civil destacado en El Ejido ha sido sancionado por negarse reiteradamente a ponerse el chaleco antibalas que le ordenó la teniente del puesto, según figura en la sentencia de la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo consultada por Noticias de Almería, por la que se confirma la suspensión de empleo y sueldo por doce días como consecuencia de su insubordinación.

El relato de los hechos detalla que este guardia, fue instado el 21 de octubre de 2019 por el encargado del material, quien cumplía instrucciones de la teniente comandante de dicha unidad, para que recibiera un chaleco antibalas de dotación individual marca FEDUR, de la talla M, apropiada para él. El guardia se negó a efectuarlo pretextando que no era el correspondiente de su talla.

Tras tener conocimiento de lo ocurrido, la teniente comandante del Puesto principal citó el día 7 de noviembre siguiente al guardia en su despacho. Una vez allí, la teniente explicó al guardia que el chaleco antibalas era de uso obligatorio para el servicio y que el que se le había asignado se ajustaba a su complexión física, tras lo cual le ordenó que procediera a probárselo. El guardia, con actitud desganada y de desidia, se negó con la misma excusa de que no era de su talla. La teniente reiteró hasta en cuatro ocasiones la orden, recibiendo en todas ellas la misma negativa del guardia.

La Oficial hizo pasar al despacho a otro guardia civil, para que estuviera presente, y en otras tres ocasiones reprodujo su orden con idéntico resultado de negativa a cumplirla por parte del guardia, quien continuaba con la misma actitud de desidia y desgana. La teniente le requirió entonces para que saliera del despacho, cosa que hizo el guardia, omitiendo la fórmula regular de despedida.

A continuación, la teniente comprobó que la talla del chaleco antibalas se adecuaba a la complexión del guardia y le llamó de nuevo a su despacho, donde le reiteró su explicación sobre la obligatoriedad de aceptar el chaleco, por ser de dotación oficial y empleo reglado y le conminó a que acatara la orden de recibirlo. El guardia adujo que el chaleco ya se lo había probado y creía que le daba dolor de espalda, por lo que si lo recogía iba a causar baja para el servicio. Le ordenó la teniente una vez más que recepcionara el chaleco antibalas y el guardia volvió a hacer caso omiso, haciendo gesto de hartura y enfado y sin responder oralmente a su superior.

Dada la situación, la teniente le ordenó que abandonara el despacho, cosa que hizo el guardia omitiendo también en esta ocasión toda fórmula de despedida.

El siguiente día, 8 de noviembre, el guardia causó baja médica para el servicio, sin hacerse cargo del chaleco antibalas.

Según la sentencia, el tribunal cree sin lugar a dudas la versión de la teniente, que por otro lado solo en pequeños detalles difiere de la del propio sancionado, pero no aclara por qué el guardia no quería ponerse el chaleco alegando que no era el adecuado, cuando según todas las pericias, sí que lo era.

Es una información de noticiasdealmeria.com:..
Valora esta noticia
0
(0 votos)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios